Apreciación Musical

El disfrute de saber escuchar

Nuestra respuesta emocional a la música es casi espontánea. La música es capaz de llenarnos de gozo, melancolía, exaltación y serenidad, o todas estas emociones al mismo tiempo. ¿Cómo es que la música tiene ese poder transformador?  Cada nota que el compositor escribe en su partitura y que el músico toca en su instrumento, forma parte de un complejo lenguaje con el que se crea y se trasmite la música. Al llegar a tener una comprensión más profunda de este lenguaje, escuchar música se convierte entonces en una maravillosa experiencia. 

En el curso de apreciación  musical de la Galería Valanti tenemos esta experiencia cada lunes en la noche. Allí desarrollamos el disfrute de escuchar, al entender mejor qué es una melodía o cómo se desarrolla un ritmo, al conocer el sonido de los diferentes instrumentos y al lograr una mayor comprensión de qué es lo que realmente debemos escuchar.  Cada lunes llegamos a conocer más íntimamente a los compositores y vamos introduciendo obras interpretadas por las orquestas y solistas más sobresalientes de la actualidad. En cada clase oímos una obra diferente, pero antes de escucharla, exploramos su contexto histórico, hacemos un extenso análisis y llegamos a su esencia misma. 

Después de más de quince años de dar clases de apreciación musical, la profesora Aurora Sáenz nos presenta para 2019 un programa muy variado. Empezamos el año con El Mesias de Handel. Conoceremos su fascinante historia, el libreto y su relación con la poderosa música de Handel. Luego, como seguimiento del curso del año pasado, estudiaremos conciertos del período romántico. Disfrutaremos de obras de Tchaikovsky, Brahms, Chopin y Mendelssohn, entre otros. Transmitiremos en video desde la Filarmónica de Berlín y otras grandes salas de conciertos del mundo, con las mejores versiones y los más destacados intérpretes de hoy.  

Participe de esta enriquecedora experiencia todos los lunes desde la Galería Valanti y sea parte de nuestro grupo de apasionados por la música.

Deja un comentario